La cromoterapia, poniéndole color a nuestra vida


Los colores ejercen una influencia física, psíquica y emocional de la cual no somos conscientes. Tienen la capacidad de calmar, equilibrar, inspirar o alterar nuestras percepciones, por lo que son considerados instrumentos terapéuticos por sí mismos.

La cromoterapia es una disciplina que utiliza la luz y el color como elemento sanador del cuerpo mental, emocional y físico, asignándole a cada color una vibración característica.

Sostiene que la proyección de luz de diferentes colores sobre el cuerpo humano permite reorientar, disminuir o acelerar el flujo energético. Este se traduce a su vez en un estado de relajación, fortaleza, disminución de dolor o tensión de tal manera que nuestras fuerzas invisibles adquieren la "vibración" que les proporcionan los tonos lumínicos para aliviarnos y mantenernos saludables. De acuerdo a esta teoría, los colores adoptan las siguientes características:

· Rojo: Gran energizante. Estimulante del hígado y la circulación de la sangre.

· Naranja: Color antifatiga. Favorece la buena relación cuerpo-espíritu, mejora el nivel de optimismo y estimula el sistema respiratorio.

· Amarillo: Color energético, mejora la mente y el tono muscular.

· Verde: Color tranquilizante, ideal para los problemas de insomnio y los nervios.

· Azul: Color refrescante, proporciona un efecto de paz y tranquilidad.

· Violeta: Se utiliza para combatir estados de angustia o miedo.

· Magenta: Aumenta la tensión arterial y combate los estados de tristeza.

Existen diversas maneras de Incorporar colores a nuestro sistema. Una de ellas es la "respiración del color", que consiste en aspirar y exhalar aire de manera lenta y profunda, a la vez que mentalmente "inhalamos" el color que necesitamos en ese momento.

Otra forma es a través de la ropa que vestimos, también podemos incorporar color mediante la alimentación, ingiriendo alimentos que a través de su color nos permita equilibrar ciertas carencias en nuestro organismo.

Hay que tener en cuenta que lo que comemos y cómo lo comemos nos afecta emocional, física y mentalmente y determina en gran manera nuestra forma de relacionarnos espiritualmente con la vida. Por esa razón, elijamos alimentos naturales y frescos y lo más importante, prepararlos con felicidad y gratitud.

Considerando que cada color tiene su frecuencia vibratoria, podemos agrupar a los alimentos según los efectos que producen en nuestros centros de energía. Los alimentos de color rojo, naranja y amarillo son revitalizadores y estimulantes; los verdes equilibran el cuerpo y sirven de tónico, los azules y púrpura son relajantes y refrescantes, nos brindan calma y tranquilidad.

La buena vibra de hoy es: El color es en general un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. Wasily Kandinsky

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Copyright © 2009 Buenas Vibras Designed by csstemplatesmarket

Converted to Blogger by BloggerThemes.Net